Tratamientos de blanqueamiento dental

A lo largo de la vida, el color de los dientes se va oscureciendo. Los motivos son diversos: el café y otros alimentos, el tabaco, el incorrecto cepillado diario, los traumas dentales, el consumo de medicamentos con tetraciclinas (antibióticos) o la edad son los motivos más comunes.

En algunos casos, además, puede existir daño en el esmalte, ya sea por traumatismo, desgaste, efecto de medicamentos o genético.

Debido a todo esto, no todos los casos se pueden tratar de la misma manera. Por eso el análisis y diagnóstico de la causalidad y color y grado de oscurecimiento de cada paciente es muy importante, así como la elección del tratamiento adecuado.

No todos los oscurecimientos son tratables (o tratables con éxito) a través del blanqueamiento, aunque sí la mayoría. Además, el resultado del tratamiento no va a ser unos dientes muy blancos, sino la eliminación de manchas y la atenuación del oscurecimiento natural.

Para los casos no tratables existen soluciones alternativas como las carillas y fundas (incluidas las coronas), ya sean de porcelana o de composite.
Mujer sonriendo

Examinamos tu boca para ofrecerte el mejor blanqueamiento dental